martes, 5 de marzo de 2013

Tenemos tan poco tiempo para decir lo que sentimos y aún así esperamos hasta el final, hasta cuando ya nadie lo espera, hasta cuando es imposible hacer que cambie. La gran equivocación humana es esa, dejar que el tiempo pase hasta agotarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada