miércoles, 24 de julio de 2013

“Siempre. Ésa es una palabra horrible. Me hace estremecer cuando la oigo. Hay personas a las que les encanta utilizarla. Estropean todos los romances tratando de hacer que duren para siempre. Es una palabra sin sentido, también. La única diferencia entre un capricho y una pasión para toda la vida, es que que el capricho dura un poco más.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada